El Barrio Antiguo

En Gerona destacan especialmente las casas del Onyar, río que cruza la ciudad, pintadas con colores vivos y pintorescos, con la Catedral y Sant Feliu al fondo, constituyen la imagen más emblemática de Gerona.  

El campanario de Sant Feliu, data del siglo XIV, construido dentro del recinto amurallado, es uno de los emblemas de Gerona. Edificada con sillares y mampostería, en su construcción se aprecian los diferentes estilos, el románico destaca en los pilares de la nave central. Sin embargo, su nave es de estilo gótico, al igual que el campanario pero su fachada y la escalinata son barrocas. Interiormente tiene triple ábside, y en el altar mayor destaca un magnífico retablo del siglo XVI con ilustraciones de santos relacionados con la comarca. Constituye, junto con la catedral, otra estampa inolvidable de Gerona. 

El Barrio Judío de Gerona es uno de los más extensos y mejor conservados de Europa, El barrio judío de Gerona se integra en el Centre Bonastruc ça Porta y en su entorno. Los baños árabes, situados dentro de un antiguo convento, son una imitación de los baños musulmanes medievales. Tras la puerta de entrada podemos encontrar la sala del apoditerium, en ella se encuentra una piscina octogonal. Una pequeña sala da acceso al frigidarium, o sala fría, a continuación se encuentra la sala tibia o tepidarium, y en peor estado de conservación está el caldarium, destinada a los baños calientes de vapor.