Girona todo el año

Aunque Girona es una ciudad relativamente pequeña donde todo queda a cerca, su gran encanto y su gran oferta de actividades y propuestas hace que compita con las grandes ciudades. Sea cuál sea la época en que visites Girona, la ciudad no baja el ritmo durante todo el año, y es que durante los 365 días se encuentran miles de opciones para todos los públicos. 

En otoño la ciudad se transforma a los tonos más cálidos, la Devesa toma su lado más bonito con sus hojas marrones y amarillas y la ciudad entera sale a la calle a festejar la esperada fiesta mayor, las Ferias de Girona. El calor va quedando atrás pero los paseos por el Barri Vell para seguir rememorando los lugares donde se grabó la popular serie Juego de Tronos siguen siendo necesarios. 

Llega el invierno y lo hace con un frío moderado que no impide salir a la calle a descubrir los callejones y secretos que esconde Girona. Las luces navideñas se van encendiendo por toda la ciudad y las podemos disfrutar con un helado en el Rocambolesc. ¡Su helado caliente no es incompatible con el invierno! Y no podemos olvidar las divertidas tardes en la pista de hielo, que acompañadas de un paseo por el casco antiguo de estilo medieval de la ciudad las convierten en planes perfectos. 

Cuando se acaba el frío y se nos presenta la primavera, la ciudad revive con los colores vivos y el buen tiempo: es el momento de pasar las tardes en el Paseo Arqueológico, andando por la muralla y dejando pasar las horas al aire libre descubriendo los secretos que esconden las paredes de una ciudad con mucha historia. Es también el momento de disfrutar del Festival Girona Temps de Flors, que transforma la ciudad por completo y la llena de flores y colores. 

Y finalmente llega el verano: la ciudad se llena de música al aire libre con los múltiples festivales que convierten multitud de rincones de la ciudad en escenarios que recogen incontables estilos de música. También es el momento en que aparecen los markets de verano, que recogen las tiendas y las tendencias del momento y los trayectos hasta las increíbles playas de la Costa Brava que nos reciben con los brazos abiertos. 

Visites cuando visites, Girona tiene, durante todo el año, multitud de festivales, planes y ofertas gastronómicas variadas para que tu visita sea de todo menos aburrida. En pocos años la ciudad de Girona ha visto multiplicar su potencial gracias a la llegada del tren de alta velocidad (AVE) y el gran crecimiento del aeropuerto, que han acortado las distancias y que han eliminado todas las excusas para no visitarla y disfrutarla.